Terrorismo

UNA EXPLOSIÓN TERRORISTA REIVINDICADA POR EL ISIS, EL 2º ATENTADO MÁS GRAVE EN REINO UNIDO

UNA EXPLOSIÓN TERRORISTA REIVINDICADA POR EL ISIS, EL 2º ATENTADO MÁS GRAVE EN REINO UNIDO

POR ELENA GÓRRIZ

A las 22.30, hora local en Manchester, del 22 de mayo de 2017, tuvo lugar una explosión en el Manchester Arena –un edificio con capacidad para 21.000 personas-, concretamente, en el área que conecta este pabellón con la estación de trenes Victoria.   Al concluir el concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande -dirigido a un público muy joven-, los espectadores que se encontraban saliendo de dicho lugar -algunos menores con sus padres que habían acudido a recogerles al concierto- sufrieron el impacto de una gran explosión que, según testigos presenciales, sacudió el edificio, sembró el caos y dejó como restos, multitud de tornillos y clavos, lo que apunta al propósito de aumentar deliberadamente los daños materiales con la detonación del artefacto.

Según ha informado el jefe de la Policía de Mánchester, (Chief Constable) Ian Hopkins, la explosión fue llevada a cabo por un solo individuo, que se suicidó al detonar un artefacto cuya fabricación pudo ser propia. No obstante, se investiga si actuó solo o como parte de una red. La primera ministra británica Theresa May ha comunicado que los servicios de seguridad ya conocen la identidad del autor de dicho atentado, que responde al nombre de Salman Abedi. La Policía de Mánchester ha detenido a un sospechoso de 23 años en Chorlton, en el sur de Manchester, con relación al atentado.

Hasta el momento, al menos se cuentan 22 muertos entre las víctimas y 59 heridos, algunos de ellos muy graves, que podrían elevarse a 120 según fuentes locales como el Manchester Evening News. Entre las primeras víctimas se ha podido identificar a dos menores de 8 y 18 años, respectivamente, siendo 16 los heridos menores de 12 años

Read More

ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL BALLESTEROS, GENERAL DE BRIGADA Y DIRECTOR DEL IEEE

ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL BALLESTEROS, GENERAL DE BRIGADA Y DIRECTOR DEL IEEE

El general de brigada Miguel Ángel Ballesteros, Director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) y autor de Yihadismo (La Huerta Grande, 2016), sostiene que el Estado Islámico está inmerso en un proceso de metamorfosis para adaptarse al día después de la inevitable pérdida del califato que ha construido a caballo entre Siria e Irak.

El punto de inflexión lo sitúa en otoño de 2015, cuando las tropas rusas desembarcan en Siria para apoyar a El Asad y evitar la caída completa de Alepo en manos rebeldes, que hubiera puesto en peligro su base de Tartús.

“La situación sobre el terreno empieza a darse la vuelta y Daesh, que había protagonizado un avance imparable desde 2013, pierde por primera vez terreno”, explica. Un análisis de las publicaciones yihadistas —especialmente de su revistaDabiq, rebautizada luego como Rumiyah— revela el cambio de estrategia. “Hasta noviembre de 2015, se dedican a pintar con tintes elegíacos la vida en el califato, con el objetivo de atraer al mayor número de musulmanes, sin preocuparse demasiado de los lobos solitarios. Es en esa fecha cuando reivindican los ataques contra el avión ruso [que volaba de Sharm el Sheikh a San Petersburgo] y la sala de fiestas Bataclán. Simultáneamente, piden a los musulmanes que no puedan ir al califato para hacer la yihad que combatan a los cruzados en su propio país. En publicaciones posteriores, recomiendan el uso de vehículos pesados, de más de 900 kilos, para lanzarlos contra la muchedumbre”.

Read More

EXCESOS EN LA LUCHA ANTITERRORISTA

EXCESOS EN LA LUCHA ANTITERRORISTA

POR CARLOS PENEDO

La lucha antiterrorista amenaza en medio Europa con saltar los límites de derechos fundamentales del ciudadano, entre ellos lo relacionado con la libertad de expresión y las redes sociales. Organismos internacionales y ONG alertan sobre un fenómeno acrecentado en los últimos dos años de obsesión antiterrorista que restringe derechos en nombre de la seguridad.

El 5 de febrero de 2016 la policía española detuvo en Madrid a dos actores de una compañía de títeres acusados de enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio, permanecieron cinco días encarcelados -prisión provisional sin fianza- y fueron incluidos en un fichero de presos peligrosos con el régimen penitenciario más severo. En su liberación se les retuvo el pasaporte y se les obligó a comparecencias diarias ante el juez.

La obra causante de la detención, representada en tiempos de carnaval ante un público infantil, tenía un argumento de crítica social contra los cuatro poderes que supuestamente rigen la sociedad española: la propiedad, la institución religiosa -un guiñol vestido de monja-, las fuerzas de seguridad -un muñeco con uniforme de policía- y el poder judicial -marioneta con toga de juez-. En un pasaje de la obra, representada en esperanto y latín, un guiñol portaba una pancarta –una falsa prueba fabricada por el guiñol policía- con la leyenda "Gora Alka-ETA".

Read More