Todos los Temas

UNA CIA PARAMILITAR Y LOS ATAQUES CON DRONES

UNA CIA PARAMILITAR Y LOS ATAQUES CON DRONES

CRISTINA PAUNER CHULVI

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha dado un paso más en su estrategia militar expansiva. Si hace unos días anunciaba que su Administración solicitará una partida adicional de 54.000 millones de dólares en Defensa con el propósito de que EEUU vuelva a ganar guerras, anteayer descubrimos el último movimiento en su pretendida “erradicación” del Estado islámico, objetivo con el que se ha comprometido dentro de su difusa política exterior militar. Así, la prensa norteamericana publicó la noticia de la concesión a la Agencia International de Inteligencia (CIA) de nuevas atribuciones para atacar a terroristas con aviones no tripulados o drones.

Esta orden presidencial otorga más libertad de actuación al Pentágono y a la CIA para lanzar ataques con drones contra objetivos extremistas en Oriente Próximo incluso sin pedir autorización a la Casa Blanca. Con esta decisión, Donald Trump se desmarca de la línea seguida por su antecesor, Barack Obama, bajo cuya presidencia se incrementó el empleo de esta tecnología como arma de ataque militar aunque limitando el papel de los servicios secretos de la CIA a la fase de reconocimiento y recogida de información sobre sospechosos de terrorismo, en tanto que la ejecución del ataque quedaba en manos de los militares del Pentágono, y era autorizado en la mayoría de los casos por un proceso intergubernamental antes de ser ejecutado. Bajo la anterior distribución de funciones subyacía una importante consecuencia jurídica: una mayor garantía de transparencia ya que mientras que el Pentágono debe rendir cuentas de sus misiones y de las eventuales muertes de civiles, los servicios secretos no están obligados a facilitar estas cifras.

Read More

DE ESCÁNDALO EN ESCÁNDALO, Y MIENTRAS NUESTRA PRIVACIDAD AL DESCUBIERTO

DE ESCÁNDALO EN ESCÁNDALO, Y MIENTRAS NUESTRA PRIVACIDAD AL DESCUBIERTO

ROSARIO SERRA

Wikileaks, la plataforma fundada por Julian Assange para la filtración de información confidencial, acaba de publicar otra tanda más de miles de documentos que atribuye a la CIA y que presuntamente revelan el funcionamiento de un programa de ciberespionaje utilizado por los servicios de inteligencia estadounidenses. Parece ser que la documentación publicada pone al descubierto cómo dichos servicios son capaces de piratear ordenadores, teléfonos o televisores con internet para espiar a sus usuarios. Supuestamente, dicho programa habría sido capaz de evitar la barrera que los encriptados de Whatsapp, Telegram, Confide y otros servicios de comunicaciones, permitiendo el acceso al contenido de la comunicación.

Las noticias publicadas por la prensa ponen su acento en el escándalo que supone para la CIA por el agujero de seguridad que ha quedado al descubierto. Esta no es la primera vez se producen este tipo de filtraciones. Piénsese en Snowden, que hizo público algo que había quedado cubierto por el secreto de Estado hasta ese momento. La ruptura de dicho secreto reveló que el gobierno de Estados Unidos había estado espiando masivamente los datos de millones de ciudadanos, no sólo estadounidenses, sino también extranjeros, incluidos altos mandatarios de muchos Estados europeos y americanos. Aquellas revelaciones generaron indignación entre la ciudadanía porque les abrió los ojos a la realidad de sentirse al descubierto, y supuso la constatación de que esta nueva era tecnológica no solo ha cambiado el tradicional concepto de privacidad, sino que incluso su versión más reducida es altamente vulnerable.

 

Read More

EXCESOS EN LA LUCHA ANTITERRORISTA

EXCESOS EN LA LUCHA ANTITERRORISTA

POR CARLOS PENEDO

La lucha antiterrorista amenaza en medio Europa con saltar los límites de derechos fundamentales del ciudadano, entre ellos lo relacionado con la libertad de expresión y las redes sociales. Organismos internacionales y ONG alertan sobre un fenómeno acrecentado en los últimos dos años de obsesión antiterrorista que restringe derechos en nombre de la seguridad.

El 5 de febrero de 2016 la policía española detuvo en Madrid a dos actores de una compañía de títeres acusados de enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio, permanecieron cinco días encarcelados -prisión provisional sin fianza- y fueron incluidos en un fichero de presos peligrosos con el régimen penitenciario más severo. En su liberación se les retuvo el pasaporte y se les obligó a comparecencias diarias ante el juez.

La obra causante de la detención, representada en tiempos de carnaval ante un público infantil, tenía un argumento de crítica social contra los cuatro poderes que supuestamente rigen la sociedad española: la propiedad, la institución religiosa -un guiñol vestido de monja-, las fuerzas de seguridad -un muñeco con uniforme de policía- y el poder judicial -marioneta con toga de juez-. En un pasaje de la obra, representada en esperanto y latín, un guiñol portaba una pancarta –una falsa prueba fabricada por el guiñol policía- con la leyenda "Gora Alka-ETA".

Read More