Defensa Nacional

ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL BALLESTEROS, GENERAL DE BRIGADA Y DIRECTOR DEL IEEE

ENTREVISTA A MIGUEL ÁNGEL BALLESTEROS, GENERAL DE BRIGADA Y DIRECTOR DEL IEEE

El general de brigada Miguel Ángel Ballesteros, Director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) y autor de Yihadismo (La Huerta Grande, 2016), sostiene que el Estado Islámico está inmerso en un proceso de metamorfosis para adaptarse al día después de la inevitable pérdida del califato que ha construido a caballo entre Siria e Irak.

El punto de inflexión lo sitúa en otoño de 2015, cuando las tropas rusas desembarcan en Siria para apoyar a El Asad y evitar la caída completa de Alepo en manos rebeldes, que hubiera puesto en peligro su base de Tartús.

“La situación sobre el terreno empieza a darse la vuelta y Daesh, que había protagonizado un avance imparable desde 2013, pierde por primera vez terreno”, explica. Un análisis de las publicaciones yihadistas —especialmente de su revistaDabiq, rebautizada luego como Rumiyah— revela el cambio de estrategia. “Hasta noviembre de 2015, se dedican a pintar con tintes elegíacos la vida en el califato, con el objetivo de atraer al mayor número de musulmanes, sin preocuparse demasiado de los lobos solitarios. Es en esa fecha cuando reivindican los ataques contra el avión ruso [que volaba de Sharm el Sheikh a San Petersburgo] y la sala de fiestas Bataclán. Simultáneamente, piden a los musulmanes que no puedan ir al califato para hacer la yihad que combatan a los cruzados en su propio país. En publicaciones posteriores, recomiendan el uso de vehículos pesados, de más de 900 kilos, para lanzarlos contra la muchedumbre”.

Read More

UNA CIA PARAMILITAR Y LOS ATAQUES CON DRONES

UNA CIA PARAMILITAR Y LOS ATAQUES CON DRONES

CRISTINA PAUNER CHULVI

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha dado un paso más en su estrategia militar expansiva. Si hace unos días anunciaba que su Administración solicitará una partida adicional de 54.000 millones de dólares en Defensa con el propósito de que EEUU vuelva a ganar guerras, anteayer descubrimos el último movimiento en su pretendida “erradicación” del Estado islámico, objetivo con el que se ha comprometido dentro de su difusa política exterior militar. Así, la prensa norteamericana publicó la noticia de la concesión a la Agencia International de Inteligencia (CIA) de nuevas atribuciones para atacar a terroristas con aviones no tripulados o drones.

Esta orden presidencial otorga más libertad de actuación al Pentágono y a la CIA para lanzar ataques con drones contra objetivos extremistas en Oriente Próximo incluso sin pedir autorización a la Casa Blanca. Con esta decisión, Donald Trump se desmarca de la línea seguida por su antecesor, Barack Obama, bajo cuya presidencia se incrementó el empleo de esta tecnología como arma de ataque militar aunque limitando el papel de los servicios secretos de la CIA a la fase de reconocimiento y recogida de información sobre sospechosos de terrorismo, en tanto que la ejecución del ataque quedaba en manos de los militares del Pentágono, y era autorizado en la mayoría de los casos por un proceso intergubernamental antes de ser ejecutado. Bajo la anterior distribución de funciones subyacía una importante consecuencia jurídica: una mayor garantía de transparencia ya que mientras que el Pentágono debe rendir cuentas de sus misiones y de las eventuales muertes de civiles, los servicios secretos no están obligados a facilitar estas cifras.

Read More